El Rastreo Scout

Sin lugar a dudas la base del rastreo es la observación, por lo tanto es esto lo primero que debe aprender a hacer un buen rastreador: OBSERVAR.

 

El arte de observar lo que nos rodea puede llegar a ser bastante sencillo si se tiene un poco de práctica, aunque lo que realmente es difícil llegar a detectar todo todos y cada uno de los detalles de nuestro alrededor. 

 

El valor educativo del rastreo de pistas radica en que, para realizarlo, se debe desarrollar la observación, la concentración, la vista, la deducción y el conocimiento técnico, pues sin una buena técnica, es muy difícil ser buen rastreador. 

Pistas

Hay dos tipos de pistas en un rastreo:
  • Pista natural: Son señales que deja a su paso todo elemento, cosa o ser, que anduvo por allí, y sin intención de hacerlo. Estas señales permiten que nosotros podamos seguir su ruta o camino y se producen cuando el entorno natural sufre un cambio por el hecho de que algo pasó por allí. Por ejemplo las huellas que deja un auto en una calle de tierra, una rama rota por un animal, excrementos, etc. 
  • Pistas artificiales: Son dejadas con la intención de que se puedan seguir. Las rutas o autopistas con sus señales, carteles y líneas son la expresión más moderna de una pista artificial. 

 

Algunos signos de Pista

Aquí se han incluido diversos signos de pistas que es importante conocer, pues en algunos casos para determinado significado (o indicación) existe más de un signo de pista (o significante). Por ejemplo, en el caso de la alerta de peligro o pista falsa.

 

 
pist1pist2pist3pist4pist5pist6pist7

Sábados de 16,30 a 19,00h en la Plaza del Cosmos, Barrio La Victoria, Valladolid.