Los lobatos constituyen, junto a nuestra nueva unidad de Castores, los más jóvenes del Grupo Scout Bº La Victoria. Esta unidad está formada por niños y niñas de edades comprendidas entre los 8 y los 11 años. Todos ellos, juntos, forman la "Manada", que es la primera etapa de estos jóvenes en su vida scout. Los lobatos y lobatas se identifican con la manada y comprometiéndose con la misma.

  

La Manada se haya dividida en las llamadas “Seisenas” y con esta estructura dentro de cada una de ellas, lo que se pretende es, de alguna manera, fomentar que, aparte de la vida que se desarrolla en la manada como conjunto, se desarrolle también la vida en los pequeños grupos, gracias a la cual los lobatos pueden adquirir pequeñas responsabilidades al servicio de su Seisena y de la Manada.

 

Estas pequeñas responsabilidades son llamadas "Cargos". Los cargos son distintos para la ciudad y para el campo, todos los lobatos deben tener uno para cada lugar. Los más frecuentes, tanto para desarrollarlos en un sitio como en el otro, son:

Cargos de Ciudad

  • Seisenero: Debe coordinar de forma democrática la seisena
  • Subseisenero: Es ayudante directo y apoyo del seisenero o seisenera.
  • Tesorero: Es el encargado de recoger las cuotas mensuales de 300 ptas. que todos los lobatos deben de pagar.
  • Secretario: Es el encargado de tomar nota de lo que se haga o diga en las reuniones de la manada o la seisena, en las acampadas y en los campamentos, para confeccionar el "Libro de Oro", que recoge lo más importante y anecdótico que ocurra durante el año. 

Cargos de Campo

  • Encargado de material: Prepara el material de la seisena para las salidas, así como su cuidado y buen uso. 
  • Acampador: Es el encargado de dirigir al resto de la seisena a la hora de montar las tiendas, construir la parcela si ésta es lo suficientemente sencilla, mantener el material de la manada en buenas condiciones, elaborar las listas de necesidades que tiene la manada en cuanto a dicho material, etc.
  • Sanitario: Es el encargado de que el botiquín de la manada esté siempre completo, con todo lo necesario para curar o solucionar los posibles pequeños accidentes y problemas que puedan surgir durante el año. Así como de advertir las necesidades de material y medicinas que se tengan, para incorporarlas a ese equipo de primeros auxilios. En líneas generales ayudar al jefe sanitario.

Comunes al Campo y a la Ciudad:

  • Fotografo: Es el encargado de mantener en el recuerdo de la manada todos aquellos acontecimientos que tengan lugar durante el desarrollo de un año. Su misión es hacer un albúm de fotos tomadas mientras se realizan las actividades, que recoga la evolución de la manada durante el año y lo más importante en lo que se haya trabajado.
  • Animador: Es el encargado de que no se pierda el buen humor dentro de la manada, así como de conseguir que el ánimo no se pierda entre los demás lobatos cuando se esté realizando alguna actividad díficil, como una marcha, por ejemplo; también se encarga de animar los fuegos de campamneto de la manada, realizando pequeñas actuaciones de invención para presentar de forma graciosa lo que vayan hacer después el resto de las seisenas.

 

Por otra parte, la manada se considera como una gran familia, y por eso en ella se intenta mantener vivo un espíritu de ayuda y profundo compañerismo entre todos los lobatos, por lo que, la función de los monitores se entiende, sobre todo, como una labor de educadores, siempre dentro de los márgenes que marca el Escultismo como modo de vida.

 

 

 

 

El hilo conductor de los tres/cuatro años que los chavales suelen pasar en la manada es la obra "El libro de las Tierras Virgenes", realizada por el escritor Rudyard Kipling, con su adaptación conocida como "El Libro de la Selva". A grandes rasgos, la historia que se relata en el libro es la de un niño de pocos meses de edad que, tras ser llevado por sus padres a un lugar cercano a la selva para pasar el día, es atacado por el tigre de vengala Shere-Kaan. El niño se pierde y tras deambular por el interior de la jungla, aparece en las colinas de Seeonee, lugar habitado por la manada de lobos. Raksha, la mama loba, le acoge en su guarida y le defiende de la acometida de Shere-Kaan. Además, lo trata como si fuera uno de sus cachorros alimentándolo y cuidándolo, y le pone el nombre de Mowgli ("rana sin pelo").

 

Llegados a una edad, todos los lobeznos han de comparecer ante el Consejo de Roca presidido por Akela, el jefe de la manada, para ver si son aceptados como miembros de la manada. De la misma forma, Mowgli tiene que pasar por el Consejo de Roca. Como en la manada no hay dos adultos que respondan ante él para que pueda formar parte de ella, Baloo (el oso pardo) y Bagheera (la pantera negra) se ofrecen a tomarlo bajo su tutela. Baloo le enseña la Ley de la selva y como se puede vivir cómodamente en ella, además de jugar con él. Y Bagheera le enseña a seguir los rastros y a cazar. Al final, con gran pena por parte de todos los habitantes de la jungla, Mowgli la abandona para irse al poblado de los hombres.

Otros personajes de la historia son Kaa, la serpiente pitón, que ayuda a Mowgli a escapar de los monos Bander-Log y los Perros Jaro; y Hathi, el elefante, que es el rey de la selva.

 

Tierras Vírgenes marca la pauta de muchas de las actividades que se realizan en la manada, además de establecer el estilo de proguesión de los lobatos dentro de la misma, como explicaremos más adelante con más concreción. Incluso el equipo de monitores, denominados "Viejos Lobos", esta estructurado en base a la historia de Kipling. Cada uno de ellos tiene su propia función dentro de la manada, según a qué personaje de la obra esté asociado. Los lobatos no llaman a sus monitores por sus nombres de pila comunes, sino que, para dirigirse a ellos lo hacen por los sobrenombres de Akela, Raksha, Baloo, Kaa, Hathi, Bagheera..., teniendo cada uno su propia personalidad y características que transmiten al resto de la manada. Aqui abajo podrás encontrar la historia de Kipling.

 

Libro de las Tierras Virgenes
Rudyard Kipling
Joseph-Rudyard-Kipling.-Las-aventuras-de
Documento Adobe Acrobat 376.5 KB

 

Baden-Powell, el fundador del escultismo, decía que los Scout son lobos, y es por ello por lo que a los jóvenes lobos se les llama lobatos.

 

Antes de pasar a ser considerados como lobatos, lo que ocurre tras pronunciar la promesa de lobatos, deben conocer el funcionamiento de la manada. Al igual que una manada de lobos, los lobatos de nuestro grupo aprenden mediante el juego, la diversión, algo de responsabilidad y el desarrollo de su expresión e imaginación cómo es la vida de nuestro grupo, y se preparan durante tres emocionantes años para su paso a la unidad de tropa.

Instituciones de la Unidad de Lobatos

Hay diferentes instituciones que articulan la vida en la manada, y que son cruciales a lo largo del año para su buen funcionamiento:

  • Consejo de Manada: Lo forman todos los miembros de la manada. En él se debate, propone y decide cualquier tema general de la manada. En este consejo todos tienen voz y voto. Este se celebrará cada vez que sea necesario.
  • Consejo de Roca: Está formado por el Kraal de responsables y por los lobatos. Se trata del consejo más importante de la manada; su misión es valorar las acciones según la Ley del Lobato, el Lema, las Máximas, la Ley de la Manada, para mejorar. Los lobatos tienen siempre presente la ley del lobato: “El lobato escucha al Viejo Lobo y aprende de él”.

Símbolos de la Unidad

Algunos de los símbolos de los lobatos son:

  • El Saludo: para el lobato y la lobata, el saludo tiene un significado muy especial, ya que representa una cabeza de lobo con las orejas levantadas en señal de alerta. Además, por la colocación de los dedos, significa que el más fuerte ayuda al más débil. Cuando un Viejo Lobo saluda, los lobatos en silencio escucharán.
  • El Tótem: Baden Powell transmite una antigua tradición que recogió en sus múltiples aventuras por el mundo; el Tótem de la tribu, en donde se iban asentando los momentos y personajes significativos que le daban forma a la historia de la misma. En el Tótem de la Manada se representa la historia y la presencia de cada Lobato en la misma, de una manera visible y que narre la vida de la Manada. El Tótem se elabora de acuerdo con las tradiciones particulares de cada Manada; su construcción tiene en cuenta una figura que puede ser un lobo, la cabeza de un lobo, un Lobato en posición de Gran Clamor, la seña del Lobato o un personaje de la selva con el que los niños y niñas de la Manada se sientan identificados; la figura está sujeta sobre una base redonda de madera o cualquier material que la soporte; y alrededor de ésta cuelgan cintas de colores que representan a cada uno de los Lobatos. La figura y la base estarán puestas sobre un bordón, en el cual  se podrán escribir los acontecimientos mas representativos de la Manada, tales como celebraciones, Lobatos y Viejos Lobos que han pasado por la Manada, fechas importantes, y participación en eventos entre otros. El Tótem acompaña todas las actividades de la Manada, lo sostiene cualquier Viejo Lobo y puede estar dentro o fuera del círculo. El tótem original de nuestra manada es un tablero de encina que lleva tallado un lobo en su parte céntrica, con el lema de los lobatos: "Haremos lo mejor". Se trata del símbolo de la unión de todos los miembros que están en la manada. Sin embargo, ante la necesidad de tener un totem más práctico y recibiendo influencias y costumbres de otros grupos y asociaciones scout, hemos pasado a un totem mucho más especial, que se inaugurará en la Acampada de Semana Santa de la Ronda solar 2014/15.
  • Libro de Oro: Dentro de las tradiciones que forman parte de su historia, muchas Manadas acostumbran llevar un libro en el cual los niños dejan el testimonio de sus múltiples "cacerías" y aventuras, ya sea escribiendo sus anécdotas e impresiones o insertando en él fotografías, dibujos y pequeños recuadros. Este libro -que también recibe el nombre de Libro de Oro, Libro de Manada, Álbum o Diario- ofrece una excelente oportunidad para que los niños se expresen y permite convertir la tradición de la Manada en "tradición escrita".
  • El color y la bandera: Son símbolos de identidad muy importantes, porque diferencian a la Manada de las otras unidades y de otras Manadas. La bandera es de color amarillo, puesto que tradicionalmente se ha utilizado como el color que identifica a los Lobatos; lleva el emblema de la Manada en el centro y representa de manera particular a cada Manada.  Puede utilizarse una imagen como la cabeza de un lobo, una Manada reunida en círculo, el saludo del Lobato o una imagen que represente el nombre que tiene la Manada o con la cual los niños y niñas se identifiquen.  La bandera, se utiliza en ceremonias, campamentos, Consejo de la Roca, y en las actividades de la Manada. El color amarillo puede significar varias cosas, entre otras: Que es el color de la fantasía, puesto que es el ambiente que sirve de fondo motivador para la vida de grupo en la Manada. Otro significado puede ser, que al estar la Manada integrada por niños y niñas que empiezan un recorrido por la selva, el color amarillo representa el color de una semilla dispuesta a germinar.
  • El Gran Clamor: El Gran Clamor era la forma en que los lobos en la selva de Seonee aullaban en señal de saludo a Akela alrededor de la roca del consejo. El Gran Clamor es parte fundamental de las celebraciones de la Manada, sin que sea una ceremonia en sí mismo; es un saludo especial dedicado al Jefe de Manada, expresando respeto y aprecio por él.  A través del Gran Clamor se expresan emociones y la alegría de estar juntos, los Lobatos se agrupan y reconocen como iguales. Los momentos en los cuales se utiliza el Gran Clamor corresponden a acontecimientos especiales de la Manada donde se reconoce de manera especial a un Lobato.  Estos acontecimientos pueden ser: La investidura de un Lobato, la entrega de una insignia de progresión personal, la entrega de una  insignia de especialidad, el paso de Manada a Tropa, el Consejo de la Roca y también para reconocer de forma muy especial, los logros obtenidos por un Lobato dentro y fuera de la Manada. El Gran Clamor es realizado por todos los Lobatos, expresando por medio de los dyb’s y los dob’s que “harán lo mejor”.


  • Danza de la Flor Roja: La Flor Roja, fue el elemento traído por Mowgli de la aldea de los hombres por sugerencia de Bagheera a la Selva de Seonee, en señal de defensa.  En las Manadas, la Flor Roja constituye un símbolo que representa la unión, por ser la Manada una unidad en sí misma, que celebra con alegría los momentos especiales al calor del fuego y la luz. Alrededor del fuego se estimula el desarrollo de la expresión por medio de representaciones, cantos, danzas y juegos, con la participación de todos los Lobatos, los Viejos Lobos y los invitados. Se realiza preferiblemente al aire libre y en contacto con la naturaleza, al atardecer o en la noche, alrededor de una fogata.

“La Flor Roja nos alumbrará,

 

Manada danza en rededor…” 

Sábados de 16,30 a 19,00h en la Plaza del Cosmos, Barrio La Victoria, Valladolid.